lunes, 30 de marzo de 2015

"ERFOUD", Mayte Dalianegra

Erfoud está en Marruecos,
y es la esquina de un mar,
de un mar de arena.
Hace mucho
que los trilobites y los ammonites
no lo surcan,
se conforman con dormir
en sus panteones de mármol,
en espera de que algún turista
se los lleve a un hogar lejano,
convenientemente pulidos
y, a ser posible, con una peana
para lucir en un estante
o sobre una mesa.

Cuando se movían veloces,
indolentes y despreocupados
entre las aguas azules,
no imaginaban que viajarían tanto.
Un largo viaje en el tiempo.

(Mayte Dalianegra)

Imagen: "Cephalokhiros (Cefalokiro)", Pedro Palencia

Safe Creative #1202281214599

Música del desierto marroquí

"GABINETE DE MAGO", Félix de Azúa

Mientras de mi clepsidra se destila
un nuevo no man's land
la piel se resquebraja
pierde su liso color pálido Anglada Camarasa
cuando a través de la laguna de cigüeñas
los picos de metal deshacen tristes fríos peces
fríos peces.

Nueva ausencia sin fondo
y por detrás del aire
donde esos pájaros espían.

(Félix de Azúa)

Pintura: "Retrato de Sonia Klamery" (1913), Hermenegildo Anglada Camarasa, Museo Nacional Centro de Arte "Reina Sofía"

"EL JUGADOR DE DÁTILES", Félix de Azúa

 El pentotal paqué
 Oliverio Girondo

Me dan los dados, dicen: ¿tiras o la muerte?
con ellos juegas con su juego vives
donde nace la fórmula te haces
donde se rompe acabas.
Y si te dan los dados te dirán: ¡juega la vida!
porque los dados son la cara del insomnio y la pena
y otros hasta doce retratos. Por eso te dirán:
apenas dejo yo dinero en este par
¡ya!, dobles, para ti la suerte
—Para mí la desgracia, centeno y sidra, esa fue mi desdicha.
Rancio es el olor de la taberna, sé lo que juego
y si lo arriesgo es ocio, no aventura.
—¡Tira los dados! Seis figuras contiene cada uno
la muerte se desliza entre los puntos negros
suma su sino goza la ganancia.
—Tirar pá qué. Los pentotales nada.
—Para eso estamos, dale ya, no jodas.
Tiro, rodean el tablero, giran matan.
—Mal paso.
Siempre fue así, entre cebada y hule de pequeño
ahora de grande con acero y cristal.
Cojo los dados, los peso, arrojo y ¡dame!
azar, peso del tiempo, sacrilegio,
cantan bailan suben bajan regocijo geométrico
galanteo de puntos. Resultado.
Avena y trébol, tristeza misma de bacalao y patata
norma del hombre que nunca fuese al cine.
Esto es así:
comprender que las fórmulas vacilan ante la regla
la matemática se incendia ante el derecho
lo abstracto teme a la barbarie del fascista concreto.
 
 (Félix de Azúa)

Pintura: "Los jugadores de dados" (1875), Simó Gómez, Museo de Arte Moderno. Barcelona

Mis poetas favoritos: FÉLIX DE AZÚA

Félix de Azúa (Barcelona, 1944), es un escritor español que inició su trayectoria como poeta, vinculado a la denominada generación de los novísimos. De amplia y sólida formación intelectual, Félix de Azúa cursó estudios de filosofía en Barcelona y de periodismo y ciencias políticas en Madrid. Profesor en las universidades de Oxford y de San Sebastián, enseñó posteriormente teoría de la estética en la Universidad de Barcelona. Sus artículos en la prensa, principalmente en La Vanguardia y El País, le granjearon el aprecio de crítica y público: en ellos, un Azúa cáustico, provocador y sincero fustiga con lucidez y sarcasmo las diversas lacras de la sociedad.

Como poeta, Félix de Azúa participó en el movimiento de ruptura y de renovación de la lírica castellana que se produjo en España a fines de los años sesenta. Formó parte del grupo de poetas que la intuición del crítico José María Castellet reunió en su célebre antología Nueve novísimos (1970), y que se caracterizaba por su rechazo de la estética de la generación precedente. La nueva corriente poética se distinguía por su esteticismo declarado y su sensibilidad hacia nuevos ámbitos, por una concepción más libre, lúdica y no ideológica de la poesía, manifestando un gusto elitista por autores o espacios extranjeros, por la metáfora y por las nuevas mitologías o modernas realidades cotidianas que han creado los medios de comunicación de masas. Su obra poética, al principio difícil y muy formalista, está compuesta por Cepo para nutria (1968), El velo en el rostro de Agamenón (1870), Edgar en Stephane (1971), Lengua de cal (1972), Pasar y siete canciones (1978) y Siete poemas de la farra (1983).

miércoles, 18 de marzo de 2015

"HERMANA, HERMANO", Mayte Dalianegra

Hermana, hermano,
mirándoos me veo.

Como vosotros,
soy de sal y de agua,
de espuma que, sembrada
en cúspide de ola,
germina sobre arena de la playa.

Como vosotros,
soy de viento y de fuego,
de brisa cálida
soplando, desplazando los estratos
nubosos, despejando
el cielo de poniente
para iluminar ojos
con ocasos de oro y vino tinto.

También como vosotros,
soy de luz y de luna,
de vidrios de ventana
—abiertos en la noche—
salvando soledades de su mísero
caparazón.

Hermana, hermano,
mirándoos me veo.

Del mismo modo
—como vosotros—,
soy de miel y de sangre,
vuestra risa es mi risa,
también son vuestras lágrimas,
lágrimas mías,
y vuestra piel espejo
que refleja mi piel.

Hermana, hermano,
mirándoos me veo,
vuestro color y el mío,
vuestra raza, la mía,
de una misma bandera son esquinas.

(Mayte Dalianegra)

Pintura de Laurie Cooper

Safe Creative #1202281214599

"FRAGMENTO DE UNA COL", Vicente Molina Foix

¿Eres col o
me escuchas,
oreja de los campos
que el genio de la tierra
más profunda
ha tenido el capricho
de moldear así,
como espiral de carne
que respira?

Ya no puedo comerte,
por respeto.
Lo más probable es
que tengas vida,
blanca col,
col acaracolada,
y si muerdo los nervios
de ese cuerno
de tu abundancia
oiga al fondo
la queja de las manos
de los hombres
que han tardado
un año
y algunos siglos más
de raciocinio
en darte forma.

 (Vicente Molina Foix)

Pintura de Henryk Fantazos 

"TREN FANTASMA", Vicente Molina Foix

Al final de la barra apareciste
como un tren fantasma
que mueve campanillas.

Tu cara aún tenía
el susto del viajero
que, en vagón de madera,
siente los escobazos, el hilo de
la muerte, la calabaza hueca.

Querías compañía para entrar en el túnel.

No te la di, no puedo.
He de ocupar mi sitio
detrás de las cortinas,
para seguir aullando
y mordiendo a los niños.

(Vicente Molina Foix)

Pintura: "Tren de vapor", Gloria Casas
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...