miércoles, 16 de diciembre de 2009

"SONETO I", Octavio Paz



Inmóvil en la luz, pero danzante,
tu movimiento a la quietud que cría
en la cima del vértigo se alía
deteniendo, no al vuelo, sí al instante.

Luz que no se derrama, ya diamante,
fija en la rotación del mediodía,
sol que no se consume ni se enfría
de cenizas y llama equidistante.

Tu salto es un segundo congelado
que ni apresura el tiempo ni lo mata:
preso en su movimiento ensimismado.

Tu cuerpo de sí mismo se desata
y cae y se dispersa tu blancura
y vuelves a ser agua y tierra obscura.

Octavio Paz.

"Venus Verticordia", (1868), Dante Gabriel Rossetti. Russel-Cotes Arts. Bournemouth.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...