domingo, 29 de agosto de 2010

"ROMANCE DE NUESTRO LECHO", Mayte Dalianegra

Sobre ese trigo dorado
y sobre el rubio centeno,
sobre esas áureas mieses
mullidas con pajizo heno,
nos haremos una cama,
que será pasto del fuego
de una pasión delirante.

De sedas la vestiremos,
bordada de finos hilos,
con encajes la ornaremos.

Bajo su luz plateada,
tendidos sobre ese lecho,
en un abrazo fundidos,
los astros del firmamento,
con el fulgor de sus rayos,
bendecirán nuestros besos.

Esos besos inflamados,
aquéllos que robaremos,
de entre las arcas de Cronos,
con ansias, a los recuerdos.

Besos ardientes y vivos,
aquéllos que nos daremos
con desenfreno y lujuria,
cuando volvamos a vernos.

Mayte Dalianegra.

Pintura: “El beso en la cama”, 1892, Henri de Toulouse-Lautrec.
Safe Creative #1007306944464

sábado, 28 de agosto de 2010

MIS POETAS FAVORITOS...Jaime Gil de Biedma.

Jaime Gil de Biedma, (1929 - 1990). Poeta español. Nació en Barcelona en el seno de una familia de la alta burguesía. Estudió Derecho en Barcelona y Salamanca, por cuya universidad se licenció. 

Desde 1955 trabajó en una empresa ligada a su familia. Su obra poética no es muy extensa, pero ha sido considerada como una de las más interesantes de las de su generación, la de los poetas sociales. No se limitó a utilizar la poesía para expresar una rebeldía política, sino que profundizó en el uso de la palabra como material estético y en la consideración del poema como experiencia. 

Su primer libro, Según sentencia del tiempo, apareció en 1953; después publicó, entre otros, Compañeros de viaje (1959), Moralidades (1966) y Poemas póstumos (1968). Escribió agudos ensayos literarios y, después de su muerte, se editó un diario suyo, Retrato del artista en 1956, (1991). 

Murió en Barcelona en 1990, víctima de una de las más terribles enfermedades de nuestros días: el SIDA. 

Su labor como poeta había finalizado años antes de su muerte, quizás porque, como él mismo  afirmó: "yo creía que quería ser poeta, pero en el fondo quería ser poema..."

sábado, 21 de agosto de 2010

"COMO LA REINA ROJA", Mayte Dalianegra

Como aquella soberana maya, la reina roja,
que bajo el manto carmesí del cinabrio reposa,
confiada en tu regreso en frías auroras dormito,
luces resplandecientes que jalonan mi retiro.

Titilando cual lucero en la bóveda celeste,
el recuerdo le devuelve a mi memoria la suerte,
de evocar de tu mirada el iridiscente brillo
que un amor de puro fuego ha de tener a su abrigo.

Mi corazón de nardos, de pureza incognoscible,
que con dulce desacato en esa causa milite,
al advertir tu retorno permanecerá imbuido
en la alegre algarabía de una jaula de grillos.

Mayte Dalianegra.

Pintura: “Athenais”, 1908, John William Godward.
Safe Creative #1007306944433

domingo, 15 de agosto de 2010

"CADA VEZ QUE LEVANTE LOS OJOS", Susana March.

Cada vez que levante los ojos
beberé toda el agua del cielo.
Su agua azul, temblorosa de pájaros,
se me irá derramando por dentro.

Y allá donde las sombras mezquinas
me despierten un mal pensamiento,
allá donde se agiten las alas
nocturnas y vagas de tristes deseos,
formará el claro río una charca
de profundo y tersísimo espejo,
zodiacales los signos en torno,
y la estrella de Sur en el centro.

Y si un día me siento agobiada
de tener tanto cielo en el pecho,
me hundiré en una charca clarísima
con un rayo de sol en el cuello.

Suicida de azules riberas,
yaceré sobre un lodo arcangélico.
Un reposo de miles de años
me estará acariciando los huesos…

Suasana March.

Pintura: "Las Danaides", 1903, John William Waterhouse.

"NO TE QUIERO SINO PORQUE TE QUIERO", Pablo Neruda


No te quiero sino porque te quiero
y de quererte a no quererte llego
y de esperarte cuando no te espero
pasa mi corazón del frío al fuego.

Te quiero sólo porque a ti te quiero,
te odio sin fin, y odiándote te ruego,
y la medida de mi amor viajero
es no verte y amarte como un ciego.

Tal vez consumirá la luz de enero,
su rayo cruel, mi corazón entero,
robándome la llave del sosiego.

En esta historia sólo yo me muero
y moriré de amor porque te quiero,
porque te quiero, amor, a sangre y fuego.

Pablo Neruda

Pintura: "The first mourning" (El primer llanto), 1888, William Adolphe Bouguereau. Museo Nacional de Bellas Artes, Buenos Aires, Argentina
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...