martes, 9 de noviembre de 2010

"COMO ISADORA DUNCAN...", Mayte Dalianegra

En el lindero de lo finito,
mis pies desnudos, como los de Isadora,
vuelan en acrobacias y fugaces piruetas,
surcan el tiempo avanzando al revés,
suspendiéndose en un remoto pretérito,
orlando mis sienes de floridas tiaras,
cubriendo mi torso con drapeados peplos.

Danzan esos pies ansiando alcanzar los cielos
con cabriolas dignas del alígero Pegaso,
aceleran de súbito para detenerse inesperadamente,
codiciando las glaucas plumas de un quetzal,
o quizás, las membranosas alas de una mariposa monarca.

En ocasiones se muestran torpes y anquilosados,
amazacotadas tortugas de jade incapaces de movimiento alguno,
mas, otras veces, planean y se elevan hacia el firmamento,
portando, sobre ellos, la carga de mi piel y de mis huesos
y he aquí, que entonces, me siento ingrávida, sutil y etérea,
cálamo mecido por la brisa, vaporosa y liviana como el papel de seda.

Mayte Dalianegra.

Pintura: “La danza”, 1856, William Adolphe Bouguereau.

Safe Creative #1010317732920
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...