viernes, 26 de julio de 2013

"UNA MAÑANA DE ABRIL", Mayte Dalianegra

El azar - en su capricho inamovible -
encadena los eslabones del destino
sin importarle
latitudes ni longitudes.

Una mañana,
escrita con la tinta
- ya indeleble - de un abril
de nubes oscuras,
el viento del este
apaciguó su hambruna portando
en sus hombros el disco solar.

De súbito,
el plomo se desvaneció del éter,
y ocupó su lugar la liviandad azul.

Una luna sibilina emergió en el horizonte
no bien llegaba al cenit el mediodía.

Sol y luna,
tú y yo
abrazados.

Sol y luna,
tú y yo
arañando las azucenas
con garras de delirio concupiscente.

Sol y luna,
tú y yo
fundidos en cópula,
en fecunda intersección de condiciones.
Tú y yo
derramando la iridiscencia
opalina
con voz de trueno.

Tú y yo
en una mañana de abril otrora
lluviosa y gris.

Mayte Dalianegra.

Pintura: “Pasión”, Alberto Pancorbo.
Safe Creative #1202281214599
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...