jueves, 1 de marzo de 2012

"MARRAKECH", Mayte Dalianegra.

Marrakech, doncella de rosada tez,
ceñida tu cintura de murallas
conteniendo el vientre de odalisca
de tu medina por Dédalo pergeñada.
Bajo el casto velo de tu aire diáfano,
alminares como lanzas hiriendo el cielo.

Derretidos los adobes de tu Plaza
 por el fuego impío del astro rey
-bajo pies de cuentacuentos
y panzas de cobras que airadas danzan-
refulges en el latón espejuelado
que labra el orfebre diestro
en el manejo del buril y del cincel.

Pudorosa, te ocultas en la intimidad
de ajardinados patios
-riads, oasis de esmeraldina frescura-
allí tintinea la música de unas fuentes
cuyas aguas se remansan en albercas,
arrullando a mariposas y libélulas.

Embalsaman el ambiente con su aroma,
azahares de purísima esencia,
el meloso azúcar del jazmín,
el tomillo, la menta, la hierbabuena,
el almizcle hormonado, penetrante,
el cedro y el sándalo taraceados…
las exóticas especias, que en tus zocos,
se entreveran con abigarrado gentío.

Y más allá de tu ombligo, en el Guéliz,
entre muros azul profundo, abisal,
las entrañas de un vergel verde, feraz,
cromática bengala envuelta en buganvillas y palmeras,
bíblico edén de patrón humano
y caleidoscópica evocación.

Mayte Dalianegra.

Pintura de Andrés Rueda.

Ésta y otras pinturas de Andrés Rueda, en sus blogs: ANDRÉS RUEDA, PÁGINA PERSONAL

Safe Creative #1202181107038
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...