martes, 6 de septiembre de 2011

"A ELIZABETH SIDDAL", Mayte Dalianegra.

Elizabeth Siddal,
el láudano cegó el cerúleo brillo de tu mirada.

¿O acaso tus ojos se opacasen
por mor del necio egoísmo de un Hamlet
cabalgando a lomos de la más negra montura?

El homicida de corazón yace dormido,
ajeno al arrullo de las palomas torcaces;
quizás Rosercrantz y Guildenstern
debieran seguir vivos y él haberse extinguido,
como se extingue una candela
al consumirse la lubricada mecha,
como se extingue la voz de un mudo
en la inútil caverna de su garganta.

Ofelia de lágrimas anegada,
ahogada en el fluvial dominio de su propio llanto,
Ofelia de suspiros desgranados en la infame oscuridad de las tinieblas.

¡Muere Lizzie sin que  Dante suspire por Beatrice!

Fenece Ofelia entre acuáticas guirnaldas,
nenúfares emponzoñados con el curare de los celos,
y el príncipe de Dinamarca blande, con su indolencia,
la mortal daga en las carnes por el desaliento laceradas.

Dante suspira hoy, cuando ya de ti sólo queda
un cadáver pálido, presuroso de convertirse en viento.

Dante que no es Alighieri, Dante que pinta doncellas,
Dante que esconde su libro, poemas de amor prohibido,
entre el incienso rojo de una Beata Beatrix que ahora sólo es cabellera,
pulida mata de rubíes y amapolas, mata sanguinolenta,
de capilares urdida, mata que lo mata todo,
hasta la vida que encuentra.

Dante sabe de su error, ¡tardía sapiencia suya!
Dante se percata de su búsqueda,
en pieles de arrebolada tarde y en remolinos de rosáceos amaneceres.

Dante sabe que habrá otras, con muslos de níveo mármol
y brazos de vestal cautiva, con ojos de azucenas
teñidos de bruna umbría.

Dante sabe que habrá otras, porque antes hubo una.

Mayte Dalianegra.

Pintura: “Retrato de Elizabeth Siddal Rossetti”,  (1850 - 65), Dante Gabriel Rossetti. Fitzwilliam Museum, Cambridge, UK.

Safe Creative #1108319965238
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...