martes, 6 de diciembre de 2011

"CURRICULUM VITAE", Sergio Cordero.


Dilapidó en estúpidos proyectos
el caudal de su ira
y después
miró ante sí una puerta.

Fatigado,
tuvo que recargarse
en el dintel de sus cuarenta años
antes de abrir la puerta y contemplar
sus perspectivas.
Más allá, el futuro
o el destino – el nombre es lo de menos -
le dieron a elegir
varias salidas:
el corazón que estalla,
la ventana al vacío,
el largo viaje detrás de un escritorio.

Sensatamente,
optó por lo primero.

Sergio Cordero.

Pintura de Sherrie Wolf.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...