miércoles, 16 de mayo de 2012

"ARIADNA A TESEO", Mayte Dalianegra

Extinta la llama de tu deseo,
consumida tu pasión
antes de que el fuego decline en ascuas,
me abandonas.

Quedo varada en inefable playa
como sirena que ha perdido
el encanto de su garganta,
como ballena arrastrada por el peso de sus pesares,
por esa plomiza masa de llantos
que envuelven, como un sudario,
a quien siente el rechazo del que tanto ama.

Quedo aquí, custodiado mi sueño
por las oceladas fieras,
hambrientas éstas de mis entrañas,
sedientas del agua de mis lágrimas.

Quedo aquí, amor mío,
ansiando el giro de tu mirada,
esperando tu improbable regreso,
olvidada, sepultada en vida,
contemplando en el espejo de un mar remansado,
mis cabellos encanecidos por el desánimo,
mis labios agrietados por la carencia de besos,
mi cuerpo deslavazado por el desconsuelo.

Quedo aquí, Teseo
—o como quiera que te llames ahora—,
añorándote, llorando tu ausencia
con lastimero suspiro de plañidera.

Mayte Dalianegra

Pintura: “Ariadne” (1898), John William Waterhouse

Safe Creative #1204231522389
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...