miércoles, 4 de enero de 2012

"LA VENGANZA", Mayte Dalianegra.

La venganza tiene sabor a cereza
y a madera de roble,
como el vino añejo,
y como él se curte y envejece
en vetustos toneles,
o en su defecto,
en pellejos de carnero
que no son estampas de Amón,
el dios de Egipto,
ni del Pan o del Fauno clásicos,
que son sólo simples odres,
vacíos de todo
menos de aire y de odio.

La venganza,
vacua en su miserable existencia,
es el magno atrio de una domus áurea,
preludiado por la espectacular columnata
de una mezquindad de orden dórico.

La venganza es la puerta misma del odio,
del deseo humano de cobrar el duelo,
del diente por diente,
del ojo por ojo,
quizás la justicia más primordial e ineludible,
mas la que, justamente, debamos ahorrarnos,
para no ser el reo en  lugar del reo.

Mayte Dalianegra.

Pintura: "La muerte de César", (1867), Jean León Gérôme.

Safe Creative #1201040845913
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...